De amoresDe literatura

Cuartetas desordenadas

Yo seré de viento, de llama, de agua! ¿Qué primavera, qué incendio, qué río me ceñirán mejor que tú?
Carmen Conde)

I
Conozco solo su risa
de hombre amable y soleado.
Dulce viajera del tiempo,
eco de un mundo pasado.

II
Me recreo en tu perfil
como se recrea el páramo
con el ritmo del redoble
que le regala el chubasco.

III
Ya cantan las golondrinas
y florecen mis geranios.
A tu esencia luminosa
voy y vuelvo de tu mano.

IV
Te esperaba y no viniste
a la sombra del naranjo.
Me quedé con las preguntas,
mutiladas, en los labios

V
La ventana me obsesiona
siempre mira hacia el ocaso.
Pero tus dedos hablaban
sobre mi piel proyectados.

VI
Me confieso imperfecta,
de corazón agitado,
de pies curiosos y vivos
y sueños enamorados.

VII
A la madrugada vienes
con tu cariño sonámbulo.
De entre los sueños, despierto,
me reclamaban tus brazos.

VIII
Yo que vivo en el camino
que me conduce a su patio,
de vez en cuando me pierdo
en el trino de algún pájaro.
.
IX
A las cuatro te despojas
de tu invierno amurallado,
cuando yo estoy distraída
con los vaivenes de marzo

X
Llevo mis versos a cuestas,
al esplendor convocados.
Pobres, mis piernas, se cansan
y en su silencio naufrago.

3.3 (65%) 4 vote[s]

Deja un comentario