Cuando las golondrinas transcurren.

(Diario de un confinamiento) El sol, en un arrebato de valentía, ha cuarteado las nubes y con sus ópalos de fuego las ha apartado para iluminar la mañana y calentarla. En ese momento, cuando el cielo rivalizaba en azul con los tejados de mi iglesia, en ese momento, han transcurrido dos pequeñas golondrinas. Sus vientres […]

¿Es eso la soledad?

(Diario de un confinamiento) No me importa ser cautiva, pero quisiera ser cautiva en un bahía extrovertida y abierta al mar o entre sauces llorones que con el ímpetu de los que  abrazan te contienen y te despegan de la tierra  o en un jardín tranquilo y dorado donde prosperaran las margaritas y las flores […]

Las puertas tapiadas; las ventanas abiertas.

(Diario de un confinamiento) La generosidad ha tapiado la puerta de mi casa, la puerta de mi vecino, las puertas de mi calle, las puertas de mi ciudad. Las ventanas sin embargo están abiertas. Por ellas se cuela el tamborileo de la lluvia, los pájaros están empeñados en cantar más alto y los gorriones sobrevuelan […]

El hurto de la primavera

(Diario de un confinamiento) Hoy las vidas no transcurren en el suelo, están izadas en los tejados sobre el claroscuro de la tarde nublada de marzo. El cielo está sitiando el sol, lo oculta y nos roba la primavera. Sobre el ventanal, las gotas resbalan de una en una con la delicada elegancia de una […]

Diario de un confinamiento. La casa

El centro de mi pequeña casa es una gran ventana bendecida por el Oeste. El techo de mi casa en invierno reverbera de palomas, en primavera reverbera de vencejos. Sobre el suelo, en las noches de luna llena, la luz dibuja la ventana, en esa hora precisa el silencio y la noche se abrazan y […]