El nómada que deambulaba en patinete eléctrico.

Nuestra historia como “homo sapiens” se remonta a unos 300.000 años atrás. Durante miles de generaciones nuestros antepasados partieron de algún lugar de África y alcanzaron con sus dos pies casi todos los rincones del planeta. Durante todo ese tiempo fuimos recolectores y cazadores en pos de la primavera o alguna manada de rumiantes.

Defensa del cicloturismo desde el punto de vista de la ecología

la bicicleta se convierte en una opción ética y por lo tanto política. Y yendo un paso más allá, pretendo además defender que el cicloturismo se convierte en una alternativa ética al turismo de masas hiperderrochador y destructor del territorio. El viaje en bici, afirmo, es un viaje ecológico.

¿Contracultura? Muévete en bici.

Esta semana dos  de las entradas de mayor afluencia de tráfico de mi ciudad amanecieron adornadas con pancartas como la de la foto.  Por supuesto los periódicos locales y las redes sociales se hicieron eco avivando un debate cada vez más candente: el espacio público que ocupa la bicicleta en las ciudades. Hace dos semanas […]

Derramándome el sol

Con el pecho dañadoyo regreso al ruborde la colina fértil,para escalarla suaveen la luz bermellón que la atraviesa. Si mis venas rendidasayer aprisionabanel dolor de mi pálpito.Hoy laten conmovidas,transmutadas en músculo de cepa. ¿Sentiré la cascada?¿La grana en las caricias?¿El arroyo de azúcarque resbala torrentepor la tarde que aleja la tristeza? Voy extraña, voy herida.Derramándose […]

A buen recaudo

Conservo en mi mano aquel aro,cetrino, preciado, refugio,de aquel fulgor sonoro-que no me roba nadie,que nadie me reclama-El día de junio sombríoque me indultaron en el centrode su circunferencia,la ternura perdió sus plumas. Conservo en mi pecho ese roce,allí lo redondeo al alba,en el mar bermellón del cieloy se instala en el verso oscuro,donde no […]

Al mar turquesa

I En espuma, en nada,el océano de nuestras memorias.Tú allá, de pie, sobre una barca,y los remos rompían en millas ondas de mi rostroen el mar de tus deseos. II Yo te miraba.La curva de mi pecho no era mía.Mi amor no era mi amor,la arcilla carmesí sobre mis pies.El mar turquesa. Al fondo el […]

Frunce tus sueños

  En las líneas de tu memoria,volcadas sobre el folio blanco,sobre los pobres, torpes renglonesla pulsión de las flores se expandey ya no juegas, el cuerpo es polen.Y ahí, en tu pecho, florecen besosque con determinada fierezaalivian el miedo a los delirios. ¿A qué resguardo pusiste la cariciade aquella que siempre te amaba? La mirada […]

El emperador está desnudo

Existe una fuerte pulsión que empuja cada vez a más personas a utilizar las bicicletas como medio de transporte urbano. Pequeños cambios estructurales, como un servicio de bicicletas de alquiler o algún nuevo carril bici que cruce una avenida hostil y te lleve a la otra parte de la ciudad, obran milagros.

En el valle de los niños

Nosotras que ayer fuimos creyentes del abrazodesconcertadas hoy en esta orilla. En medio de la bruma que sube hacia el estrato,corriente de las vidas que temprano se disipan.La niebla y la mañana ascienden apenadas. -Ni el río, ni el sol, detienen el rocíoante tu marcha- Nosotras que ayer fuimos audaces trapecistas,habitantes del valle donde juegan […]

T´estime

Hay tardes a finales de septiembre que deshojan reversos como si fuese otoño. De dos en dos resbalan sonrojados, el seco vendaval los confina a la tierra. Allí, pacientes, verbos y pronombres aguardan la revuelta que eleve los rastrojos. Mensajes que en su cárdena simiente nacían para viento, al fin solo luciérnagas. Al borde del […]

¿Qué hacer si te marchabas?

El día que partiste dijimos que volaste.Tal vez siempre supimos que breve mariposa,por fin desplegarías tus dos alas de rafia. En ese día fúnebrede todos el más largo,bañadas y desnudas, repletas las alforjasdel cielo y nuestras bielas,del mar y nuestras ganas, ¿Qué hacer si te marchabas? Quisimos apresarte,aún desarropado,ni el sol te retenía, ni los […]

Soneto blanco

Sueño con la caricia de tu cuerpo euforia de floresta enamorada. Sueño con el espacio de tus brazos predilecto pupilo de los sauces. A la hora de mi lecho te supongo, perseveras en árbol, y yo alondra, te entrego la lavanda reservada en mi pecho anegado al abrazarte. Pero el día no vuelve con tu […]