De amoresDe viajes

Viaje a tu corazón

Hubo una vez un par de viajeros que no tenían sombra, pues el sol que les acompañaba siempre era el del mediodía. Así que sin sombra viajaban por lugares hermosos, recorriendo rincones remotos del planeta o a veces no tan remotos. A veces viajaban por lugares cercanos y entonces una pequeña y modesta higuera era tan maravillosa como el increíble baobab. Casi siempre viajaban al ritmo de sus pies, en bicicleta o caminaban largamente por senderos salpicados de orquídeas. Miraban los caminos como se miran los prodigios, porque cada camino encerraba una enseñanza: amar y conocer van siempre de la mano. p1010952

Así anduvieron durante casi cuatro años viajando, viajando, de un lado a otro sintiendo el mundo como viento en el rostro. Y de todos los viajes, el más precioso fue al fondo de sus corazones. Porque muchas, muchas veces se miraron dentro el uno en el otro y muchas veces se reconocieron. Por eso la semilla del amor creció, en un colchón mullido y adornado de muchos atardeceres.

 

Y por eso la vida es hermosa. Y por eso este viaje es hermoso.

Deja un comentario