Poema de las persianas bajadas

Era una casa alta, de altas ventanas al Sur, al Norte, al Este y al Oeste. Sus habitantes cocinaban, pintaban, limpiaban y a la hora de la siesta hacían el amor bajo el sol caliente del invierno. Era una casa y era un jardín donde florecían los amarilis y las dracenas. Era una casa y era un hogar donde el amor se acurrucaba. Era una casa alta y clara, pero sus ocupantes no abrían las ventanas, no fuera que el ruido ensordecedor del desamor se autoinvitara. No fuera que se colara la negra desilusión de los meses frustrados de buena esperanza. No […]

De lobos y bicicletas

Ayer pedaleé por la bella Sierra de la Culebra recientemente nombrada Reserva de la Biosfera. Me acerqué al Centro de Recuperación del Lobo Ibérico y luego por un camino forestal tomé una deteriorada carretera que une dos pequeños pueblos. El paisaje era impresionante, en su mayoría monte bajo, pinos, algunos robles y en las inmediaciones de los pueblos muchos castaños. Vi muchos ciervos, mejor dicho ciervas con sus cervatillos cerca. El camino era tan malo que apenas circulaban coches, así que por allí iba yo con mi bicicleta sorteando los baches, indistintamente por la derecha o por la izquierda y […]

Esos señores siempre de traje…

Debe haber alguna prestigiosa escuela de negocio, de la que salen bien formados esos señores siempre de traje, como de serie, y en esa escuela aprenden sucias técnicas. Y esos señores siempre de traje, como de serie, seguro sacaron un 10 en el arte de coaccionar, un 9 en manipulación sibilina, probablemente superaron expectativas en tergiversar y echar balones fuera y la calificación de doctores en faltar a su palabra. La honestidad, la integridad, la empatía deben obligatoriamente ser enterradas y hasta borradas para superar el curso. A mi me parece imaginar que estos señores, siempre de traje, como de […]

Celebremos la tierra.

Tengo un poema no escrito enmarañado con el que ahora escribo. Penas que arrastran otras penas. Poemas que invocan poemas.  Los dos hablan de pérdida, de ausencias. Los corazones que nos acompañan están destinados a marcharse. A veces se los lleva el viento que los va meciendo para depositarlos en otros lechos. Pero otras nos los arranca la propia tierra, la incruenta e irreverente tierra. Y allí se quedan para siempre nuestros corazones amados volviendo lentamente a la materia del planeta. Así te fuiste tú un día, bella, hermosa, elegante, delicada, docta. Tú que con amor me criaste, en soledad […]

¿Soy raíz o golondrina?

“Raíces y alas; pero que las alas arraiguen y las raíces vuelen” Juan Ramón Jiménez. ¿Soy raíz o golondrina?   Mi cuerpo tiembla de puro vuelo en las cercanías de tu aliento. Y ante el influjo de tu piel de encina, me despliego trémula y golondrina.   Pero mi corazón se arraiga en el recuerdo de un latido, de una respiración suave, de una caricia dorada. Cuando lo evoco soy raíz, raíz anclada   Pero yo quiero ser golondrina, dejar que mi cuerpo sobrevuele tu cuerpo. Y olvidar mi corazón triste de cepa desconsolada y penitente. Elevarme anhelante y desnuda, […]

Capaz y diestra.

Hoy dejo de añorar un paisaje, me pongo las botas de caminar,  la mochila viajera y la osadía de las valientes.  Hoy cambio la nostalgia por  la curiosidad. El lecho tibio por los caminos abiertos.  Un hogar por el firmamento. Hoy tallaré en esa casa que ya es reminiscencia, esta leyenda: “Aquí descansó y soñó una mujer capaz y diestra. Luego continuó….”

Cada árbol en pie apuntala este planeta herido

“Cada árbol en pie apuntala este planeta herido”, así gorjeaba un tweet de Joaquín Araujo hace un par años. Nuestro querido Joaquín, profundo amante de la naturaleza, describe en apenas dieciocho sílabas una valiosa lección que nos trae la historia y la ecología. Una lección que pueblos del pasado como los antiguos Anasazi, los vikingos, los infortunados habitantes de la isla de Pascua, o los de la moderna Haití no supieron aprender.  Otros relatos sin embargo nos hablan de cómo algunas personas reverdecieron sus hogares y atrajeron la prosperidad plantando árboles. Los árboles, esos seres vivos imponentes y longevos, tienen un […]

Un libro de abrazos (arromanzado doble)

(A un hombre que sabía llorar) Viniste con mil abrazos, con un libro de mil páginas. Un abrazo por mi llanto, otro abrazo de esperanza, otro por la noche en pena. Un abrazo por mi rabia, y otro por mi negra vela. ¡Qué débil es el amor cuando se esconde! ¡Qué firme la compasión cuando te alcanza!

Un elefante en el salón.

Hace unos días en la Sexta hicieron un reportaje titulado La Era del Plástico. En él se evidenciaba la cantidad ingente de este residuo que inunda vertederos y mares. Ofrecía datos escalofriantes, como por ejemplo que en 30 años habrá más plásticos que peces en el mar. Y no sólo eso, también relataba la multitud de productos que consumimos que en su composición y/o envasado llevan algún tipo de plástico oculto. Todo ese plástico vertido en los océanos se descompone en partículas diminutas que acaban en los estómagos de los peces y por ende en nuestros estómagos.      Rodeados como […]

Aliteraciones….

El próximo invierno sólo pronunciaré palabras cálidas, El próximo invierno sólo pronunciaré palabras cálidas El próximo invierno, sola, cálida, seré palabras. El próximo…..