Al mar turquesa

I En espuma, en nada,el océano de nuestras memorias.Tú allá, de pie, sobre una barca,y los remos rompían en millas ondas de mi rostroen el mar de tus deseos. II Yo te miraba.La curva de mi pecho no era mía.Mi amor no era mi amor,la arcilla carmesí sobre mis pies.El mar turquesa. Al fondo el mar.Al fondo de tus ojos inclementes,rescoldos de otros soles.Ceniza derramada y cenicientaen mis entrañas. Yo estaba en la colinadel color del almendro y de los vallesmis alas arraigadas, toscas.Y mi mar no era azul,no era turquesa. Yo te soñéapresabas los remos, te alejabasen el mar […]

Frunce tus sueños

  En las líneas de tu memoria,volcadas sobre el folio blanco,sobre los pobres, torpes renglonesla pulsión de las flores se expandey ya no juegas, el cuerpo es polen.Y ahí, en tu pecho, florecen besosque con determinada fierezaalivian el miedo a los delirios. ¿A qué resguardo pusiste la cariciade aquella que siempre te amaba? La mirada de aquella mujerque partida arrastra por la casael aliento en ciernes de otras vidas.El olor de la ropa lavada-con que suavidad frunce tus sueños-La noche olvida un beso en tu frente,en duermevela, allí, entre las sábanas,y ella susurra: mi niña, ¡qué guapa eres!

En el valle de los niños

Nosotras que ayer fuimos creyentes del abrazodesconcertadas hoy en esta orilla. En medio de la bruma que sube hacia el estrato,corriente de las vidas que temprano se disipan.La niebla y la mañana ascienden apenadas.-Ni el río, ni el sol, detienen el rocíoante tu marcha-Nosotras que ayer fuimos audaces trapecistas,habitantes del valle donde juegan los niños.Pleamar del abrazo, del aire y de las bielas.sobre el viento redondo y sin aristas.Acunamos, redondo y tierno, a los amigosapilando pedazos de niñez en las esquelas.-Luna y ocultaen la sortija suavede tus abrazos-

T´estime

Hay tardes a finales de septiembre que deshojan reversos como si fuese otoño. De dos en dos resbalan sonrojados, el seco vendaval los confina a la tierra. Allí, pacientes, verbos y pronombres aguardan la revuelta que eleve los rastrojos. Mensajes que en su cárdena simiente nacían para viento, al fin solo luciérnagas. Al borde del camino fosforecen, declaran, te convocan y vuelan cariñosos. Pájaros diminutos y cantores, los arranca del alma la ascensión de una estrella. Tormentas del arrojo que el miedo arremolina. Rescoldo de mi pecho, alado y vulnerable. Ruiseñor y pasión de entre mis brazos. Palabras detenidas en […]

¿Qué hacer si te marchabas?

(A mis amigos de AMA) El día que partiste dijimos que volaste.Tal vez siempre supimos que breve mariposa,por fin desplegarías tus dos alas de rafia. En ese día fúnebrede todos el más largo,bañadas y desnudas, repletas las alforjasdel cielo y nuestras bielas,del mar y nuestras ganas, ¿Qué hacer si te marchabas? Quisimos apresarte,aún desarropado,ni el sol te retenía, ni los surcos del vallesembrados de esperanza. Quebradas nuestras risas, alzamos nuestros brazos.Los trapos insurgentesnegaban las banderas,volvían a ser ala. ¿Qué hacer si te marchabas? Ancladas y abatidas, un poco más confusas,más cerca del abismo, al fin más asustadas. Dudamos si envidiarla gracia […]

Soneto blanco

Sueño con la caricia de tu cuerpo euforia de floresta enamorada. Sueño con el espacio de tus brazos predilecto pupilo de los sauces. A la hora de mi lecho te supongo, perseveras en árbol, y yo alondra, te entrego la lavanda reservada en mi pecho anegado al abrazarte. Pero el día no vuelve con tu abrigo, y tu ausencia me anuda a esta plegaria. Deshago estos anhelos con tristeza y encarcelada en esta carne viva, derramo mi tintero en el desaire. El tiempo de quererte no sucede. (Junio 2018)

Intro

Amé la plaza azabache. El redondo lugar donde el miedo duerme.

Soportal

¿Dónde abandono mi cuerpo si no es en la ladera de tus hombros? Si este afecto que te habitay me habita es puro y digno.Tus brazos soportal y este poema,una ermita al amor, reconstruidaen aquella colina que ondeabasobre el trigo, las amapolasy los sueños de aquellos días.

Glorioso

“Si tú, espontáneamente, me dieras un beso…. y me atrajeras… así… estrechamente….dejándome….oír en tu pecho latirte el corazón…. y un poco también la plata de tu voz….Sería glorioso”. Marga Gil Roësset En un mundo redondo acabaremos encontrándonos (Dedicado a todas las mujeres valientes y transgresoras que me precedieron) El mundo que nos rodeaes una esfera.Allí nos reunimos, en el espaciotransparente y negro de tus ojos.La curva que  contiene una promesa. Al arrabal de tus suelasarrojo mis ilusiones y espero.La tarde que nos contienetambién espera.El mundo sin sus aristasse torna resbaladizoen el beso que no llega. En el perímetro inapelabledel tiempo […]

Pobre

Sólo a veces recupero tu boca, esos dientes espléndidos en estado de estrella dispuestos que ceden por un rato la luz a mi mañana. Sólo a veces acercas tu cuerpo y ese día lo llevo como un río, reguero arrebolado, que arrastra la ternura y desnuda tu sombra al abarcarte Sólo a veces me empapo en tu calma mirada. Y ese instante me conmueve: lo cercano que vienes, lo temprano que vuelas. Sólo a veces renuevo tu cariño y basta ese justo momento, esa breve ilusión desalojada, para precipitarme vertiginosa en el despeñadero del abrazo. Sólo a veces me elevo […]