De literaturaDe viajes

Paz

Cambia la luz y cambia el tiempo,

al atardecer me enrosco, me repliego, escarbo, me desvanezco.

Cuando llegue la tarde quiero estar en el mar,

enroscada y resguardada,

trasparente y ausente.

En paz.

 

Esta cambiando esa luz y se acerca esa frontera,

cuando la noche arrecia y el día mengua.

No quiero oscuridad ni quiero frío,

me cubriré con mar y soñaré con ríos,

En cada tarde que llega me despido,

desnuda y absorta, me despido.

 

Tenía que echarte de menos, debía sentirte lejos,

pero no te siento.

No se por donde andas y a veces no te siento.

Se acerca otro Otoño y que lejos está de mi rincón

aquel te quiero.

 

(Septiembre de 2011)

Deja un comentario